Emprendeduría

SURT inició el proyecto de Autoempresa en 2001. Con esta iniciativa, SURT ampliaba la línea de inserción sociolaboral con el autoempleo, con dos grandes objetivos: reforzar la capacidad emprendedora de las mujeres, creando oportunidades de trabajo especialmente para aquellas que se encontraban situaciones más vulnerables, y fomentar iniciativas locales generadoras de empleo.

Desde entonces se han llevado a cabo varios programas (EMA, Por mi cuenta, Inicio, Catalunya Emprèn, entre otros) y se ha ido diseñando un modelo de emprendeduria en clave de género, con una metodología propia articulada desde el modelo de competencias de SURT, centrado en el desarrollo de las capacidades emprendedoras de las mujeres, desde un modelo participativo en el que ellas son las protagonistas de sus propios procesos y proyectos.

Mujeres con Valores
Proyecto piloto que quiere convertirse en una propuesta metodológica de intervención con un enfoque de género para informar, formar, asesorar y acompañar a aquellas mujeres que deseen emprender, así como realizar un seguimiento de las mismas. Se genera un espacio de grupo estable en el que pueden recuperar sus talentos, analizar sus ideas de negocio, conocer las competencias necesarias en gestión empresarial y definir, experimentar e iniciar su actividad empresarial.

http://mujeresconvalores.org/

RosasCrafts
En el año 2013 RosasCrafts puso en marcha una iniciativa piloto de formación en perfil de costura dirigida a colectivos de mujeres en situación de vulnerabilidad ante el mercado laboral, que se llevó a cabo gracias a la colaboración de SURT y bajo el amparo de un convenio con el Ayuntamiento de Barcelona.

Este proceso formativo ha posibilitado la creación, en 2015, de un taller social dirigido y gestionado por el mismo colectivo de mujeres, con la mentoría y tutorización empresarial de RosasCrafts. Se pone en valor un modelo de economía en el que la empresa privada incorpora los beneficios sociales en sus objetivos generales.

Catalunya Emprèn
Servicio de recursos de carácter integral que sensibiliza, informa, orienta, forma y asesora a emprendedores y emprendedoras, así como impulsa nuevas iniciativas empresariales para generar actividad económica, aprovechando las fuerzas endógenas del territorio y la red de contactos y necesidades que se producen entre los distintos proyectos.